if then else

29 08 2005

“If Then Else” es una estructura que aparece en casi todos los lenguajes de programación, claro puede variar un poco la sintaxis y todo eso, pero la estructura condicional de todas formas existe.

¿Cuantas veces un ser humano puede enfrentarse a esta estructura?, la respuesta es simple: Nuestra vida se basa en decisiones, acciones y consecuencias… cada acción que realizamos viene de una decisión que tuvimos que hacer antes y con cada acción – a no ser claro que la ley de acción y reacción se haya derogado – llega una consecuencia. A veces la consecuencia es buena, otra veces no tan buena y otras es mala o peor.

Lamentable o favorablemente nuestra vida no es un simple trozo de código, no podemos estructurarlo de tal forma que no cometamos ningún error o no provoquemos daños a terceros por nuestras propias acciones y decisiones. Lo importante y trascendente es que de nuestros errores podamos aprender y tomar acciones y decisiones correctas de tal forma de no cometerlos más, aunque dicen por ahí que el ser humano es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra… y posiblemente sea cierto.

Una de las encrucijadas más complejas a mi parecer, es el asunto llamado amor: hay personas que tratan de explicar el amor y todo lo que involucra como si tratara de un algoritmo o una simple ecuación… pero el amor involucra a seres humanos y como explicas el comportamiento de un ser humano si cada ser humano es un sistema propio, que es afectado por miles o millones de variables y decisiones que por su nivel de complejidad son sólo entendibles por el propio ser que las razona – idea sacada del blog de Polux post “Ciencias Administrativas?” -.

Hago este comentario, porque muchas personas te dan miles de consejos de que decir y que hacer en determinadoa casos… claro con el tiempo y la amistad se llega a obtener un cierto nivel de conocimiento del otro que puede llevar a aconsejar de una forma correcta y razonable, pero siempre está ese nivel de error que involucra el ser humano y que de una forma u otra hace que todo falle.

Hay momentos antes de hacer algo, en los que entras en un ciclo infinito de “if then else” para ver que puedes hacer en determinado caso, o que puede salir mal si actuas de tal o cual forma.

Y en ese ciclo estoy ahora, tratando de decidir si lo que me pasa con una “niña” es sólo un capricho que ideo mi mente mientras la miraba – a ella -, cuando estabamos juntos en un carrete – si estás pensando en alguien al leer este mensaje…te digo de una que no es ella – o hay algo más profundo que eso. Tengo una semana pa darle vueltas al asunto y ver si el programa se termina aquí o lo sigo escribiendo y sigo con la siguiente instrucción.

Saludos!!!!

Anuncios




Lo Mismo Que Yo

27 08 2005

Dime lo que sientes
dimelo otra vez
dejame escucharte
dejame creer
hasta donde llega
hasta donde va
dime que es muy fuerte
y que nos va a durar
Dime que aunque a veces cuestan tanto las palabras
Dime que me llevas en la mente y en las ganas
Dime que va mas alla de un adicción de la piel del corazón
dime lo que sientes
dimelo otra vez
y otra vezz
y otra veeeezzzz

Habla con los ojos
Habla con la piel
Habla con las manos
Ponlo en un papel
Dime lo que sientes
cuando yo me voy
Dime como duermes
cuando yo no estoy
Dime que aunque a veces cuestan tanto las palabras
Dime que me llevas en la mente y en las ganas
Dime que encontraste todo lo que un dia buscabas
Dime que tu sientes lo mismo que yo
Lo mismo que yo Na na Na na na na na naaa Na na naaaaaaaaaaa
Lo mismo que yo Na na Na na na na na naaaa
Dime que aunque aveces….





Carrete, Asado Y Un Poco De Filosofía

26 08 2005

Un famoso filosofo francés de cuyo nombre no me acuerdo, dijo una vez que Dios es un misterio ante el cual la razón debe rendirse… y este tema sale a la luz a raiz de una conversación media filosofica que se produjo el jueves – madrugada del viernes – en el carrete de ICC en “Chachi’s House” sobre las distintas creencias de cada persona. Se podría decir, que “conocí” a una niña que yo no tenía idea que es católica catecumena y que me sorprendió que pensara al igual que yo en el tema de la Fe, y compartimos gran parte de las ideas sobre Dios. Porque cada uno de nosotros dos ha conocido a la Iglesia y a Dios de una forma totalmente diferente a como la conoce la mayoría de la gente. No como una iglesia cerrada o que excluye, si no más bien una Iglesia que es refugio del amor de Dios para con nosotros y también hemos conocido a un Dios que no es el Dios castigador, y ausente del mundo que muchas veces se plantea, sino que hemos conocido a un Dios que nos quiere y se acuerda de nosotros aunque nosotros muchas veces nos desquitemos con El por las cosas malas y nos olvidemos de El; un Dios que si nos caemos nos ayuda a levantarnos y perdona nuestras caidas – errores – si nuestro arrepentimiento es verdadero. Un Dios que nos da la verdadera libertad para construir nuestra vida a nuestro gusto y libre albedrío, un Dios que no nos impone nada sino que deja a nuestro criterio el adoptar o no sus enseñanzas.

La conversación estuvo bastante interesante, aunque nunca faltan los cerrados de mente que están tan ensimismados es su filosofia propia que no aceptan el que alguien que sepa un poco más del tema les explique ciertas cosas o tienen graves confusiones que se las ha creado el mundo y que ellos las han asumido como ciertas sin darse el tiempo de ver que porcentaje de verdad poseen y es por eso que no se puede conversar mucho con ellos sobre el tema. Ojo!!! yo soy super respetuoso de las libertades individuales de cada persona, porque yo no puedo obligar a nadie a tener la misma Fe que yo tengo y ni siquiera a creer en Dios – de hecho tengo varios amigos y amigas ateos(as), agnosticos(as), evangelicos(as) y no me hago problema por ello – Yo he tenido la posibilidad de asistir a Misas de comunidades Catecumenas y Carismaticas y son muchos más entretenidas que las Misas tradicionales, pero si tuviese que elegir una de las dos tipos de Misas citadas anteriormente me quedo con la Catecumena. No por un asunto de azar, sino que por una cosa de recuperar un poco las raices de la celebración Eucaristica.

Saludos!!!





Los Reyes Magos

21 08 2005

DISCURSO DEL SANTO PADRE BENEDICTO XVI

Colonia – Explanada de Marienfeld
Sábado 20 de agosto de 2005

Queridos jóvenes:

En nuestra peregrinación con los misteriosos Magos de Oriente hemos llegado al momento que san Mateo describe así en su Evangelio: «Entraron en la casa (sobre la que se había parado la estrella), vieron al niño con María, y cayendo de rodillas lo adoraron» (Mt 2,11). El camino exterior de aquellos hombres terminó. Llegaron a la meta. Pero en este punto comienza un nuevo camino para ellos, una peregrinación interior que cambia toda su vida. Porque seguramente se habían imaginado a este Rey recién nacido de modo diferente. Se habían detenido precisamente en Jerusalén para obtener del Rey local información sobre el Rey prometido que había nacido. Sabían que el mundo estaba desordenado y por eso estaban inquietos. Estaban convencidos de que Dios existía, y que era un Dios justo y bondadoso. Tal vez habían oído hablar también de las grandes profecías en las que los profetas de Israel habían anunciado un Rey que estaría en íntima armonía con Dios y que, en su nombre y de parte suya, restablecería el orden en el mundo. Se habían puesto en camino para encontrar a este Rey; en lo más hondo de su ser buscaban el derecho, la justicia que debía venir de Dios, y querían servir a ese Rey, postrarse a sus pies, y así servir también ellos a la renovación del mundo. Eran de esas personas que «tienen hambre y sed de justicia» (Mt 5, 6). Un hambre y sed que les llevó a emprender el camino; se hicieron peregrinos para alcanzar la justicia que esperaban de Dios y para ponerse a su servicio.

Aunque otros se quedaran en casa y les consideraban utópicos y soñadores, en realidad eran seres con los pies en tierra, y sabían que para cambiar el mundo hace falta disponer de poder. Por eso, no podían buscar al niño de la promesa si no en el palacio del Rey. No obstante, ahora se postran ante una criatura de gente pobre, y pronto se enterarán de que Herodes – el Rey al que habían acudido – le acechaba con su poder, de modo que a la familia no le quedaba otra opción que la fuga y el exilio. El nuevo Rey era muy diferente de lo que se esperaban. Debían, pues, aprender que Dios es diverso de cómo acostumbramos a imaginarlo. Aquí comenzó su camino interior. Comenzó en el mismo momento en que se postraron ante este Niño y lo reconocieron como el Rey prometido. Pero debían aún interiorizar estos gozosos gestos.

Debían cambiar su idea sobre el poder, sobre Dios y sobre el hombre y, con ello cambiar también ellos mismos. Ahora habían visto: el poder de Dios es diferente al poder de los grandes del mundo. Su modo de actuar es distinto de como lo imaginamos, y de como quisiéramos imponerle también a Él. En este mundo, Dios no le hace competencia a las formas terrenales del poder. No contrapone sus ejércitos a otros ejércitos. Cuando Jesús estaba en el Huerto de los olivos, Dios no le envía doce legiones de ángeles para ayudarlo (cf. Mt 26,53). Al poder estridente y pomposo de este mundo, Él contrapone el poder inerme del amor, que en la Cruz – y después siempre en la historia – sucumbe y, sin embargo, constituye la nueva realidad divina, que se opone a la injusticia e instaura el Reino de Dios. Dios es diverso; ahora se dan cuenta de ello. Y eso significa que ahora ellos mismos tienen que ser diferentes, han de aprender el estilo de Dios.

Habían venido para ponerse al servicio de este Rey, para modelar su majestad sobre la suya. Éste era el sentido de su gesto de acatamiento, de su adoración. Una adoración que comprendía también sus presentes – oro, incienso y mirra –, dones que se hacían a un Rey considerado divino. La adoración tiene un contenido y comporta también una donación. Los personajes que venían de Oriente, con el gesto de adoración, querían reconocer a este niño como su Rey y poner a su servicio el propio poder y las propias posibilidades, siguiendo un camino justo. Sirviéndole y siguiéndole, querían servir junto a Él la causa de la justicia y del bien en el mundo. En esto, tenían razón. Pero ahora aprenden que esto no se puede hacer simplemente a través de órdenes impartidas desde lo alto de un trono. Aprenden que deben entregarse a sí mismos: un don menor que éste es poco para este Rey. Aprenden que su vida debe acomodarse a este modo divino de ejercer el poder, a este modo de ser de Dios mismo. Han de convertirse en hombres de la verdad, del derecho, de la bondad, del perdón, de la misericordia. Ya no se preguntarán: ¿Para qué me sirve esto? Se preguntarán más bien: ¿Cómo puedo servir a que Dios esté presente en el mundo? Tienen que aprender a perderse a sí mismos y, precisamente así, a encontrarse a sí mismos. Saliendo de Jerusalén, han de permanecer tras las huellas del verdadero Rey, en el seguimiento de Jesús.

Queridos amigos, podemos preguntarnos lo que todo esto significa para nosotros. Pues lo que acabamos de decir sobre la naturaleza diversa de Dios, que ha de orientar nuestras vidas, suena bien, pero queda algo vago y difuminado. Por eso Dios nos ha dado ejemplos. Los Magos que vienen de oriente son sólo los primeros de una larga lista de hombres y mujeres que en su vida han buscado constantemente con los ojos la estrella de Dios, que han buscado al Dios que está cerca de nosotros, seres humanos, y que nos indica el camino. Es la muchedumbre de los santos – conocidos o desconocidos – mediante los cuales el Señor nos ha abierto a lo largo de la historia el Evangelio, hojeando sus páginas; y lo está haciendo todavía. En sus vidas se revela la riqueza del Evangelio como en un gran libro ilustrado. Son la estela luminosa que Dios ha dejando en el transcurso de la historia, y sigue dejando aún. Mi venerado predecesor, el Papa Juan Pablo II, ha beatificado y canonizado a un gran número de personas, tanto de tiempos recientes como lejanos. En estas figuras ha querido demostrarnos cómo se consigue ser cristianos; cómo se logra llevar una vida del modo justo: a vivir a la manera de Dios. Los beatos y los santos han sido personas que no han buscado obstinadamente la propia felicidad, sino que han querido simplemente entregarse, porque han sido alcanzados por la luz de Cristo. De este modo, ellos nos indican la vía para ser felices y nos muestran cómo se consigue ser personas verdaderamente humanas. En las vicisitudes de la historia, han sido los verdaderos reformadores que tantas veces han remontado a la humanidad de los valles oscuros en los cuales está siempre en peligro de precipitar; la han iluminado siempre de nuevo lo suficiente para dar la posibilidad de aceptar – tal vez en el dolor – la palabra de Dios al terminar del obra del creación: «Y era muy bueno». Basta pensar en figuras como san Benito, san Francisco de Asís, santa Teresa de Ávila, san Ignacio de Loyola, san Carlos Borromeo, a los fundadores de las órdenes religiosas del siglo XVIII, que han animado y orientado el movimiento social, o a los santos de nuestro tiempo: Maximiliano Kolbe, Edith Stein, Madre Teresa, Padre Pío. Contemplando estas figuras comprendemos lo que significa «adorar» y lo que quiere decir vivir a medida del niño de Belén, a medida de Jesucristo y de Dios mismo.

Los santos, hemos dicho, son los verdaderos reformadores. Ahora quisiera expresarlo de manera más radical aún: sólo de los santos, sólo de Dios, proviene la verdadera revolución, el cambio decisivo del mundo. En el siglo pasado hemos vivido revoluciones cuyo programa común fue no esperar nada de Dios, sino tomar totalmente en las propias manos la causa del mundo para transformar sus condiciones. Y hemos visto que, de este modo, un punto de vista humano y parcial se tomó como criterio absoluto de orientación. La absolutización de lo que no es absoluto, sino relativo, se llama totalitarismo. No libera al hombre, sino que le priva de su dignidad y lo esclaviza. No son las ideologías las que salvan el mundo, sino sólo dirigir la mirada al Dios viviente, que es nuestro creador, el garante de nuestra libertad, el garante de lo que es realmente bueno y auténtico. La revolución verdadera consiste únicamente en mirar a Dios, que es la medida de lo que es justo y, al mismo tiempo, es el amor eterno. Y, ¿qué puede salvarnos, si no es el amor?

Queridos amigos, permitidme que añada sólo dos breves ideas. Muchos hablan de Dios; en el nombre de Dios se predica también el odio y se practica la violencia. Por tanto, es importante descubrir el verdadero rostro de Dios. Los Magos de Oriente lo encontraron cuando se postraron ante el niño de Belén.«Quien me ha visto a mí, ha visto al Padre», dijo Jesús a Felipe (Jn 14,9). En Jesucristo, que por nosotros permitió que su corazón fuera traspasado, en Él se ha manifestado el verdadero rostro de Dios. Lo seguiremos junto con la muchedumbre de los que nos han precedido. Entonces iremos por el camino justo.

Esto significa que no nos construimos un Dios privado, un Jesús privado, sino que creemos y nos postramos ante el Jesús que nos muestran las Sagradas Escrituras, y que en la gran comunidad de fieles llamada Iglesia se manifiesta viviente, siempre con nosotros y al mismo tiempo siempre ante de nosotros. Se puede criticar mucho a la Iglesia. Lo sabemos, y el Señor mismo nos lo ha dicho: es una red con peces buenos y malos, un campo con trigo y cizaña. El Papa Juan Pablo II, que nos ha mostrado el verdadero rostro de la Iglesia en los numerosos santos que ha proclamado, también ha pedido perdón por el mal causado en el transcurso de la historia por las palabras o los actos de hombres de la Iglesia. De este modo, también a nosotros nos ha hecho ver nuestra verdadera imagen, y nos ha exhortado a entrar, con todos nuestros defectos y debilidades, en la muchedumbre de los santos que comenzó a formarse con los Magos de Oriente. En el fondo, consuela que exista la cizaña en la Iglesia. Así, no obstante todos nuestros defectos, podemos esperar estar aún entre los que siguen a Jesús, que ha llamado precisamente a los pecadores. La Iglesia es como una familia humana, pero es también al mismo tiempo la gran familia de Dios, mediante la cual Él establece un espacio de comunión y unidad en todos los continentes, culturas y naciones. Por eso nos alegramos de pertenecer a esta gran familia; de tener hermanos y amigos en todo el mundo. Justo aquí, en Colonia, experimentamos lo hermoso que es pertenecer a una familia tan grande como el mundo, que comprende el cielo y la tierra, el pasado, el presente y el futuro de todas las partes de la tierra. En esta gran comitiva de peregrinos, caminamos junto con Cristo, caminamos con la estrella que ilumina la historia.

«Entraron en la casa, vieron al niño con María, su madre, y cayendo de rodillas lo adoraron» (Mt 2,11). Queridos amigos, ésta no es una historia lejana, de hace mucho tiempo. Es una presencia. Aquí, en la Hostia consagrada, Él está ante nosotros y entre nosotros. Como entonces, se oculta misteriosamente en un santo silencio y, como entonces, desvela precisamente así el verdadero rostro de Dios. Por nosotros se ha hecho grano de trigo que cae en tierra y muere y da fruto hasta el fin del mundo (cf. Jn 12,24). Él está presente, como entonces en Belén. Y nos invita a esa peregrinación interior que se llama adoración. Pongámonos ahora en camino para esta peregrinación del espíritu, y pidámosle a Él que nos guíe. Amén.





50 Primeras Citas

15 08 2005

Este fin de semana volvieron los sentimientos melancólicos, así que aproveché de ver la película : “50 First Dates”.


Que es la historia sobre la relación entre un tipo llamado Henry – interpretado por Adam Sandler – y Lucy – interpretada por Drew Barrymore -. Henry es un veterinario que trabaja y vivi en Hawaii, y básicamente se “engrupe” alas turistas que llegan a la isla porque le tiene terror a comprometerse y que lo “aten” a un sitio. Cierto día Henry llega a un pequeño café y ve sentada en una de las mesas a Lucy, pero no se treve a hablarle. Al día siguiente va de nuevo al mismo café y de nuevo se encuentra con ella y esta vez se decide a hablarle… en fin la “química” entre los dos se nota y al despedirse quedan de acuerdo en volver a tomar desayuno al día siguiente.


Hasta ese momento él no conocía el problema que tenía Lucy, y es que habia tenido un accidente hace como un año y había sufrido una lesión cerebral que le impedía tener memoria de corto plazo, ella olvidaba todo lo que habia pasado en el día una vez que se iba a dormir y despertaba pensando que era el día antes del accidente. Para resumir la historia, Henry decide ayudar al padre y al hermano de Lucy que todos los días le siguen la corriente y actuan como si fuese el día del accidente. Y se le ocurre la idea de hacer unos videos día a día donde le explica lo que pasó en su accidente, que es lo que ha pasado en el mundo desde su accidente y le explica quien es él – o sea que es su novio, etc – el punto es y es por eso el título de la película – 50 First Dates (50 primeras citas) – ya que día tras día él debe reconquistarla de diferente forma y tratar de hacerla recordar.

Hasta que cierto día, Lucy escucha una conversación de Henry con su familia y con su doctor, y escucha que Henry tenía planeado un viaje a Alaska para estudiar el comportamiento de las morsas, pero que ya no hará ese viaje porque está mucho más preocupado por el estado de ella. Así que en un arranque de amor, ella decide terminar con él y borrar de una especie de diario que poseía y en el cual escribía todo lo que había pasado en el día antes de ir a dormir toda información que pudiera relacionarse con él.


Ya cuando Henry decide irse a Alaska, el padre de Lucy le regala un Disco de los “Beach Boys” y a los pocos minutos de haber zarpado, Henry se da acuerda de una cosa que le habia dicho el padre de Lucy hace algún tiempo y que su hija sólo cantaba los días que lo veía – a Henry -, así que se devuelve a Hawaii y la va buscar. Cuando llega a la clinica donde Lucy estaba internada, ella no lo reconoce – obvio -, pero lo lleva su estudio y le muestratodas las pinturas con su cara – la de él – y le dice que no sabe quien es, que nunca lo ha visto, pero sueña con él todas noches… bla, bla, bla… cuento corto, se casan; tienen una hija y se van a Alaska junto al padre de Lucy. Y Henry todos los días sigue haciendo los videos donde le cuenta lo que pasó en el accidente, y lo que han hecho hasta la fecha.


En resumen es una película bastante buena y que deja por enseñanza lo importante que es no caer en rutina ni dejar que esta arruine una relación y lo más importante que es mantener el amor encendido porque como decía en su blog un amigo : “…porque el amor es como un niño, espera lo que desea tener, y si no tenemos nuestra retroalimentación nos amurramos, nos enojamos y nos desenamoramos.”





Fin de las vacaciones…

6 08 2005

De fondo suena “I’m With You” de Avril Lavigne y empiezo a hacer una especie de recuento de estas vacaciones:

Fueron unas buenas y productivas vacaciones… a pesar de que no salí fuera de la región ni hice muchas cosas extraordinarias… el balance es positivo. La primera semana la tuve ocupada en las clases de Alfabetización Digital que consite en enseñar los conocimientos básicos de computación a personas que en su vida han usado un Computador. De esta experiencia debo hacer un balance super positivo, no todo siempre sale perfecto, pero… se lograron los objetivos propuestos y eso es lo importante. Claro, como es de esperarse en las clases aparecieron todos los personajes o mejor dicho tipos de personas que pueden existir en un curso cualquiera. Y creanme cuando les digo que el día sábado cuando terminamos las clases me sentí un poco más “rico” interiormente porque dimensioné la real importancia que tenía para la vida de esas personas el conocer algo que era totalmente nuevo y desconocido para ellos(as) y la alegría y satisfacción de ver que muchos quedaron fascinados y muy motivados con todo lo que les enseñamos. Ya la segunda semana empezaron las vacaciones propiamente tal: un par o más de salidas por aquí y por allá y todo bien… y a pesar de que a mi me gusta mucho la lluvia igual fui muy latoso el que toda la semana estuviese a punto de llover o lloviendo. Pero ya es sábado, se viene la irremediable vuelta a la U y a clases mientras otros amigos que sus universidades estuvieron en paro van a salir recien de vacaciones 😦 ojalá lo pasen bien, en este tiempo de descanso mientras yo me entretengo con los queridos, aunque a veces traicioneros, números y las cosas de la Ingeniería.

Saludos!!! 😛 🙂 ^.^

P.D. Emilio, ¡¡¡¡avispate rewe….! menos carrete y más estudio o vai a seguir echandote ramos.