Algo de Humor

28 10 2007

emorqlo.jpg

jajaja no pude aguantarme de subir esto, lo encontré hoy deambulando por el foro de Nightwish Chile jajaja

Saludos!!!





La Excusa de un computin….

29 09 2007

xD!

Saludos!





Algo de Humor: Conejos suicidas

17 08 2007

Hace harto tiempo, bueno no tanto como una semana que no revisaba el foro de compu.cl y hoy me encontré con esto posteado por Marcelo… hay algunos muy buenos.




















Algo de humor…..

3 08 2007

Algunas brillantes respuestas a algunos problemas matemáticos xD..

matematica1.jpg
Algunos dirían que es de algún industrial.. pero yo no me hago cargo de esos dichos.

examen7.jpg
Recuerdo para los de física 1 de este semestre =P.. no creo que nadie haya puesto el elefante xD

examen6.jpg
Calculo 3 con chapato!!!

examen51.jpg
Imbécil!!!

examen4.jpg

examen2.jpg

Saludos!! y sigan disfrutando del ocio de las vacaciones como yo que hoy desperté a las 3 de la tarde jajajajaja





Los Simpsons: La pelicula

2 08 2007

Sencillamente genial, no es del estilo ‘carcajadas permanentes’ como para quedar tirado en el suelo riendose, pero sí tiene momentos gloriosos sobre todo al ver la imbecilidad – innocencia la llamarían otros – de Homero.

PD1: es mejor verla en inglés

PD2: la invitación sigue en pie si aun quieres ir…





Antes de 1986

19 03 2007

La verdad es que no sé como pudimos sobrevivir.

Fuimos la generación de la “espera”; nos pasamos nuestra infancia y juventud esperando… Teníamos que reposar 2 hrs el almuerzo para no acalambrarnos en el agua, 2 hrs de siesta para poder descansar, nos dejaban en ayunas toda la mañana del domingo hasta la hora de la comunión, en la misa.

Es difícil creer que estemos vivos: Nosotros viajábamos en autos sin cinturones de seguridad y sin airbag, hacíamos viajes de 10-12 h. con cinco personas en un Fiat600 y no sufríamos el síndrome de la clase turista.

No tuvimos puertas, armarios o frascos de remedios con tapa aprueba de niños. Andábamos en bicicleta sin casco, nos sacábamos la xuxa y nos rompíamos las rodillas y las manos, y nuestros amigos se cagaban de la risa y ninguno se traumó.

Los columpios eran de metal, con esquinas en punta y jugábamos a ver quien era el más bestia tratando de dar la vuelta completa, hazaña imposible en la que más de alguno fue hospitalizado por un TEC cerrado… Pasábamos horas construyendo carretones para bajar por las cuestas y sólo cuando estábamos frente a un choque inminente descubríamos que habíamos olvidado los frenos.

Jugábamos al “palo mayor”, al “caballito de bronce” y nadie sufrió hernias ni dislocaciones vertebrales; ni siquiera nadie se fracturó el cóccis con los rajeros q nos pegábamos jugando al “soooool”.

Salíamos de casa por la mañana, jugábamos todo el día, y sólo volvíamos cuando se encendían las luces de la calle. Nadie podía localizarnos. No había celulares, ni siquiera todos teníamos teléfono. Nos fracturábamos los huesos y los dientes y no había ninguna ley para demandar a los culpables. Nos abríamos la cabeza jugando a guerra de piedras y no pasaba nada, eran cosas de niños y se curaban con povidona yodada y unos puntos. Nadie a quién culpar, sólo a nosotros mismos.

Comíamos dulces de 5 pesos y bebíamos jugos yupi, pero no éramos obesos. Si acaso alguno era gordo lo era y punto.

Compartimos botellas de bebidas o lo que se pudiera beber y nadie se contagió de nada. Nos pegábamos los piojos en el colegio y nuestras mamás lo arreglaban lavándonos la cabeza con vinagre caliente o lindano. Nos poníamos de acuerdo con los amigos y salíamos… ¡O ni siquiera nos poníamos de acuerdo! salíamos a la calle y allí nos encontrábamos y jugábamos al “Pillo”, a “la escondida”(entre ellas su variante Escondida China… si te acuerdas eres un cochinon jejejeje) a “las bolitas”, o simplemente hacíamos maldades.

En fin… era tecnología de punta. Íbamos en bici o andando hasta casa de los amigos y tocábamos el timbre. ¡Imagínense! sin pedir permiso a los papás, y nosotros solos, allá fuera, en el mundo cruel… ¡Sin ningún responsable! ¿Cómo lo logramos?

Hicimos juegos con palos, perdimos mil pelotas de fútbol, nos echamos mil ventanas.

Bebíamos agua directamente de la llave, sin embotellar… ¡algunos incluso chupaban la llave!.

Íbamos a cazar lagartijas con guachis hechos con pastizales y pájaros con la escopeta de perdigones, o con hondas antes de ser mayores de edad… y sin adultos ¡¡CRESTA!!

En los juegos del colegio, no todos participaban en los equipos y los que no lo hacían, tuvieron que aprender a lidiar con la decepción no +. Algunos kbros no eran tan inteligentes como otros y repetían curso… ¡Qué horror, no inventaban exámenes extra!

Veraneábamos durante 3 meses seguidos y pasábamos horas en la playa sin bloqueador solar de factor 45, sin flotadores ni clases de natación; pero sabíamos construir los medios castillos de arena con foso y tb sabíamos pescar con arpón.

Molestábamos a las niñas persiguiéndolas para tocarles el culo, y las niñas les mandaban cartas de amor a los niños con esquelas de frutillita o de los cariñositos, no en un chat diciendo “:)” “:D” “:P”.

Tuvimos libertad, fracaso, éxito y responsabilidad… y aprendimos a crecer con todo ello.

No te extrañe que ahora los niños salgan “AWEONAOS”.

Tomado del fotolog de : Paula
Publicado originalmente en: http://www.fotolog.com/swan_tulks





La verdad sobre LOST

12 03 2007

Muchos conocen mi fanatismo esta serie y hace algún tiempo que encontré una articulo donde se ironiza con humor bastante negro sobre los personajes y la trama de esta popular serie.

A continuación comparto con uds. parte de este articulo que me arrancó más de alguna carcajada.

Perdidos (‘Lost’ o ‘Where the fuck has crashed our fucking plane?’ como se conoce en los EEUU) es una serie destinada a volver locos a los telespectadores que aún no lo estaban tras la versión española de Sexo en NY. Un avión se estrella en una ¿isla? del ¿Pacífico? y, aunque no debería quedar ni la caja negra, hay mas de 40 supervivientes, a cada cuál más raro. En lugar de encontrarse a Carmen Electra vigilando la playa, se encuentran con que en La Isla pasan cosas muy raras, tales como misteriosas apariciones de seres que se dedican a hacer explotar árboles y se comen a la gente; remisiones espontáneas de enfermedades terminales; insólitas y lisérgicas visiones dantescas y tremebundas; francesas desequilibradas, osos polares, chinos mancos, alijos de heroína (esto explica muchas cosas), inquietantes indígenas y extrañas estructuras subterráneas repletas de chiflados encerrados.

Los Supervivientes

Jack Shephard:

Líder indiscutible de la panda. El médico responsable y guapetón que toda suegra querría como yerno. Entre sus aficiones se puede encontrar: coser heridas con hilo de zurcir, hacer transfusiones de sangre con pinzas de erizos, desinfectar con botellines de vodka, dominar el mundo, jugar a los médicos, extirpar tumores de columnas vertebrales sin anestesia y tratar de cortar piernas con piezas del avión. Se había hecho un tatuaje en el brazo con los planos para escapar de la cárcel, pero se equivocó de serie. En la quinta temporada se descubre que es un celador de la clínica Ruber.

Kate Austen:

Fugitiva evadida de la justicia con evidentes problemas de ninfomanía, probablemente responsables de su situación de fugitiva evadida de la justicia con evidentes problemas de ninfomanía. Sufre una barbaridad, porque está enamorada de dos hombres a un tiempo. Su triángulo amoroso con Sawyer y Jack es sólo comparable al de Mike Donovan, July Paris y Diana, en “V”,. La sacaron de la playa a patadas en el culo “por perraca”, pero volvió.

James Sawyer:

El primo de Kurt Cobain. Sus principales aficiones son especular con los recursos naturales y/o artificiales existentes en la isla y caerle mal a la gente. No obstante, y como es lógico, a medida que avanza la trama nos muestra que, como todo el mundo, tiene su corazoncito. Su oscuro pasado como timador le resulta altamente útil en La Isla. Lleva desde chinorri buscando a un tipo de Opening English que le vendió un curso de inglés y después le convenció para invertir en sellos. Sin lugar a dudas, el tío más puteado de la serie. Tras ser torturado por un iraquí, le pegan un tiro, se saca la bala con los dedos guarros, casi se muere, le pegan otro tiro, le meten preso, le dan variadas y soberanas palizas, le introducen explosivos por el recto y finalmente le ejecutan. Bueno, casi.

Hugo Reyes (Hurley):

(a.k.a. Hugo) Gordo esquizofrénico causante de todo este desastre. Afortunado ganador de la lotería, tenebroso gafe para cuantos se encuentran a su alrededor (caben muchos a su alrededor). Vendía pollo en una tienda y acabó en el manicomio (normal), donde su amigo imaginario calvo (nada que ver con el calvo de la lotería) le proporcionaba más pollo. Tras ganar la lotería se compró la tienda de pollos, pero un meteorito la fulminó. A pesar de la escasez de alimentos, no adelgaza ni un solo gramo durante su estancia en La Isla. De vez en cuando, su amigo imaginario calvo le dice que se suicide, pero afortunadamente, y gracias a la esquizofrénica de su novia (son tal para cual) se salva de una muerte por hostión, aguardándole una muerte mas dolorosa, espantosa y cruel al final de la serie.

Sayid Jarrah:

raquí que tras ser capturado en la guerra del golfo, matar a su oficial superior, torturar a su oficial superior (tras lo cual juró que nunca más volvería a torturar a nadie), ayudar a escapar a una terrorista y ser abandonado en mitad del desierto, decide darse una vuelta por Australia. Para recordar viejos tiempos se dedica a torturar a Sawyer (tras lo cual jura que no volverá a torturar a nadie). También construye radios y aparatos eléctricos y se los vende al resto de supervivientes, junto a un montón de CD´s pirateados, lo que le ocasiona no pocos problemas con La Innombrable. Gracias a su seductor acento y a cierto rumor que corría por la playa relacionado con el sistema métrico, se echó una novia en La Isla. Al rato torturó a un tal Henry Gale, pero después juro que no volvería a torturar.

John Locke:

Científico loco paranoide que quiere causar un cataclismo dejando de introducir una secuencia de números en la computadora para usarla para chatear en los canales porno. (Cabe destacar que era paralítico antes de estrellarse el avión, de lo que se deduce que los accidentes de avión curan la médula espinal dañada, así como otra serie de enfermedades genitales terminales que se van descubriendo a lo largo de la serie, dejando en entredicho la necesidad de la presencia de un médico tan cargante como Jack). Como no estaba contento con poder andar de nuevo, no se le ocurre otra cosa que meter la pierna bajo una puerta blindada de acero mientras se estaba cerrando para terminar de joderse vivo. Pues resulta que mientras que al resto de los mortales nos tendrían que amputar la pierna o al menos parte de los músculos afectados, a este hombre se le ponen una venda y unas muletas y a otra cosa, mariposa. En un último y desesperado intento por quedarse sin piernas Locke decide dejar de pulsar los malditos números en la computadora para causar el apocalipsis, el caos, la destrucción y todo lo demás. Varios capítulos más tarde se encuentra con una segunda computadora, con la que también consigue volar por los aires otra estación de Dharma. Aficionado a triparse con una pasta asquerosa de barro y hierbas, habla a menudo con La Isla y con cualquier personaje muerto de la serie. Aporta la nota espiritual, pero todo parece indicar que es muy malo. Aficiones: confundir casualidad con destino; quedarse paralítico una y otra vez; triparse con una pasta asquerosa, fabricar cunas con moco de jabalí, cazar jabalíes.

Michael Dawson

También conocido como Maikol, este personaje es más desgraciado que pinocho en una serrería, porque su mujer lo dejó al poco tiempo de tener un hijo juntos (Walt) llevándose al niño, y dejándole compuesto y casi sin pierna porque lo atropelló un coche (en esta serie tienen una extraña afición a lo de las piernas). Este personaje pasa por 3 fases curiosas

1 – Uy que padrazo… pobre hombre, defendiendo a su hijo…

2 – Joé que pesao con el Walt de los cojones…

3 – ¡¡Será bastardo hijo de 3 chacales!!!

Alumno de honor de McGyver, capaz de construir no una, si no DOS balsas seguidas con troncos y cachos del avión.

Walt Lloyd

Hijo de Maikol con poderes psíquicos tan extraños como inútiles (como ver un pájaro en un libro y que acto seguido se estampe uno en la ventana). Sus aficiones en la isla son perder al perro, ver osos polares, hacer como que sabe leer cómics, ser un poco pirómano, lanzar cuchillos con Locke, sacarle la pasta al Gordo jugando al Backgammon y pasar de su padre. Fue secuestrado por Los Piratas (“¡Cómo! ¿Pero también hay piratas?”) Mmm… Bueno, algo parecido.

Charlie Pace

Yonqui fugado de Proyecto Hombre que se dedica a construir una iglesia junto al Sr. Eko para poder mendigarles a las viejas que salgan de misa. Guitarrista de Bodas, Bautizos y Comuniones abocado a la toxicomanía por la ruina total a que llevó a su familia La innombrable tras apropiarse de todos los derechos sobre sus canciones. Intenta beneficiarse a Claire por todos los medios en todos y cada uno de los capítulos de la serie con escasos resultados, probablemente debido a su toxicomanía, a su afición al secuestro infantil y a que todo indica que va a morir.

Jin Kwon

Coreano cornudo que no habla ni papa de inglés, pero aun así, misteriosamente, de vez en cuando es comprendido por los demás, aunque como es obvio no hablen Coreano (ni falta que les hace). Perteneciente al sector de la limpieza (se encarga de los trabajos sucios del padre de su esposa Sun), al llegar a La Isla se encarga de pescar y humillar a su mujer. Mantiene una relación homosexual interracial con Maikol, a pesar de unos difíciles comienzos en los que éste intentó confraternizar con su mujer.

Sun Paik Kwon

Es la esposa de Jin. Tiene cierto amor a las flores y un jardincito secreto en una zona que nadie vió en su maldita vida (vamos, que es secreto… a saber qué cultiva allí…) Por lo visto resulta que sabe inglés, y es usada de traductora por Jin. En mas de una ocasión se la encontró echando la pota.

Ana Lucía

Zorrona matón de discoteca que parece ser provocó el accidente del avión debido a una flatulencia. Murió, pero TVE sigue negando su muerte al tiempo que emite la serie con meses de retraso. Como todos los policías es una paranoica desequilibrada mental de gatillo fácil, lo que le acarreará no pocas vicisitudes que solventar. A lo largo de toda la serie, jamás se cambia su camiseta negra de tirantes inicialmente blanca, salvo para copular con un gratamente sorprendido Sawyer.

Señor Eko

Sanguinario cura comunista negro y gigantesco que gusta de arrear con un palo al que se le ponga por delante. Mantiene amenas conversaciones con el Mecanismo de Seguridad que se Come a la Gente. Su pasado como narcotraficante asesino en Nigeria le persigue, pero él tiene un palo. Su afición por la dinamita le costó más de un disgusto. Parece ser que ahora está muerto, aunque nunca se sabe.

Desmond David Hume

Loco barbudo y alcohólico que llevaba tres años en un zulo apretando una tecla, hasta que se hartó, provocó una explosión nuclear y montó un chiringuito de videncia en la playa (el sueño americano).

Otras Cosas

El Oso Polar

La mascota de la isla y el pasajero perdido. De personalidad astuta y suspicaz. Se cree que tomará más protagonismo en la 3ª temporada (después de tener una aventura con alguna que otra de las supervivientes)

Danielle Rousseau

Francesa Chiflada pariente de Rambo que lleva dieciséis años en la Selva poniendo trampas para cazar jabalíes y buscando una cabina telefónica para llamar a la policía. Deambula por la maleza con un AK 47, un arco con sus correspondientes flechas y un aparatito para freir gente mediante descargas eléctricas. Un amor.

4-8-15-16-23-42

Misteriosa secuencia numérica omnipresente a lo largo de las dos primeras temporadas, presumiblemente parte de la Ecuación Valenzetti que pronostica el fin del mundo para el mes que viene como mucho. Otras teorías apuntan a que la secuencia puede hacer referencia al número definitivo de episodios de la serie, al número de teléfono de Dios, o tal vez al estribillo de un tema inédito de Rafaella Carrá. En cualquier caso, y como dijo El Gordo en una ocasión: “Los números son chungos”.

La Iniciativa Dharma

Proyecto de la Fundación Alvar Hanso para realizar estudios sobre las más variopintas cuestiones en aguas internacionales y así no tener que rendir cuentas al gobierno de turno por las catastróficas consecuencias de sus inconscientes experimentos, con varias instalaciones desperdigadas y abandonadas por la Isla y sus Aledaños. Se sabe que el Chino Cudeiro participa en el asunto, pues hay varias cintas con programas de Humor Amarillo repartidas por ahí para solaz de los sufridos náufragos. “Preferíamos el doblaje antiguo” -manifestó John Locke en más de una ocasión-.

Los Otros

Cuando los chicos del vuelo 815 decidieron hacer escala en El Pedrusco Maldito rápidamente se dieron cuenta de que por ahí había gente que no les sonaba de nada. Inteligentemente, convinieron en llamarles “Los Otros” en un alarde de originalidad. Estos tipos, que en un principio aparecían disfrazados de Los Picapiedra, enseguida revelaron sus aviesas intenciones al secuestrar a todos los niños y a una embarazada e intentar ahorcar al yonki. Incomprensiblemente, los supervivientes no consideraron estas acciones como algo bueno, y les declararon formalmente la guerra. Con el paso de los capítulos, Los Picapiedra muestran su verdadera identidad: Se trata de una agrupación de Testigos de Jehová que viven en urbanizaciones como la de Mujeres Desesperadas y tienen un Club de Lectura. Además, hacen cosas muy raras en laboratorios secretos y son todos vegetarianos. Hay un huevo de ellos; hablaremos aquí de los más importantes:

Benjamin Linus

Tío feo muy listo, probablemente Jefazo de Los Otros. La francesa le clava una flecha en el páncreas; el Irakí le tortura inmisericordemente; su novia le deja por impotente malvado; tiene un tumor en la columna vertebral del que es operado sin anestesia previa y todos sus subordinados le quieren matar.

Ethan Rom

Veterinario sin licencia que se infiltró vilmente en el grupo de supervivientes para ligar investigar por orden del Jefazo. Drogó y secuestró a una embarazadísima Claire y ahorcó al yonki tras haberle pedido éste “pa un yogur”, por lo que se ganó una severa reprimenda en forma de sobredosis de plomo por parte del propio enfurecido y hambriento yonki.

Chanquete

También conocido como Tom, mayormente se dedica a disfrazarse de Pirata y tocar los huevos a los supervivientes de las más variopintas maneras, hasta que le arrancan la barba postiza. Muy triste.

Juliet Burke

Regentaba una clínica abortista ilegal en Miami, pero tras asesinar a su marido atropellándole con un autobús escolar, y sometida al acoso implacable del teniente Horatio Cane y sus secuaces, puso pies en polvorosa hacia La Isla acompañada del Veterinario. Allí intentó matar al Jefazo, por lo que fue condenada a ser marcada en el culo por el herrero municipal con un hierro incandescente. Ahora su cometido se reduce a prepararle sandwiches de queso a Jack y barrer la jaula de los osos.

Fuente:Inciclopedia