14:15

10 12 2006

Para algunos es sinónimo de felicidad extrema, hasta el extremo de celebrar con botellas de champaña como si fuera año nuevo o fiestas patrias… para otros es sinónimo de tristeza extrema.

Sin embargo y como lo acaba de decir muy bien Marcelo es una oportunidad para el país. Oportunidad de por findejar de extremizar y dividir al país. Aunque creo pesimistamente q las divisiones continuarán.

Me da pena y lata eso si como lo comentaba hace unos minutos en blog de Marcelo el ver carteles en la televisión de los detractores del señor Pinochet con textos como los siguientes:

– “Ahora te pudrirás en el infierno Pinochet”
– “Ahora pagarás por todo lo q hiciste”

Y otras frases q no vale la pena repetir porque caian en lo flayte y casi de mala clase. Comprendo el dolor inmenso q tiene q haber significado el perder a familiares, amigos, esposos, esposas, hijos, padres, etc. pero creo q si el estandarte de lucha de la causa de los detenidos desaparecidos en Chile ha sido precisamente el poder darles una sepultura como se merecen y ahora los lideres de esta causa están haciendo precisamente lo q tanto renegaron es por decirlo menos un tanto ambiguo.

Me uno a las palabras de Monseñor Alejandro Goic hace algunos minutos cuando dijo q ojalá q el país aproveche esta oportunidad y nos unamos como comunidad nacional.

Saludos!!!

Anuncios